Cambio amortiguador delantero W203

Bricos de mecánica del automóvil

Moderador: mbserran

Responder
Avatar de Usuario
mbserran
Administrador del Sitio
Administrador del Sitio
Mensajes: 5442
Registrado: 31 Mar 2015, 14:28
Ubicación: Aranjuez
Contactar:
Estado: Desconectado

Cambio amortiguador delantero W203

Mensaje por mbserran » 09 Abr 2017, 00:50

Al final me decidí a cambiar los amortiguadores delanteros del Mercedes Clase C 220 CDI W203. Tiene unos amortiguadores con columnsa McPherson y con unos muelles bastante comprimidos, por lo que o tenéis un buen compresor de muelles o mejor que os olvidéis del tema. El muelle se comprime a prácticamente la mitad dentro de la columna. Si no disponéis de compresor no lo intentéis.

En mi caso he cambiado completamente las columnas de amortiguación. Eso incluye el amortiguador, las copelas, el guardapolvo, los muelles y la arandela de cierre. Al final monté las columnas primero y una vez las tenía montadas las sustituí por las usadas del coche. Os cuento el procedimiento.

A) Desmontaje de las columnas de amortiguación

1.- Levantad el coche utilizando el punto central que hay debajo del motor en mitad del eje. Para ello es importante usar un buen gato de taller y unas buenas borriquetas.

ImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Una vez levntado el coche con seguridad podéis ver el estado de los amortiguadores. Os lo enseño en las siguientes fotos. No sólo se ven ya algo gastados, sino que se notaba ya en la dirección y en el agarre en curvas.

ImagenImagenImagenImagen

2.- Lo siguiente es quitar la rueda y meterla debajo del coche. La seguridad ante todo. Veréis la columna del amortiguador unida al cubo de rueda.

Imagen

3.- Ahora tendréis que quitar la bieleta que une el amortiguador con la barra estabilizadora. Tendréis que usar una llave de 17mm y una torx para sujetar el espárrago de la bieleta.

Imagen
Imagen
Imagen

4.- Ahora tendréis que cortar la brida que sujeta la pinza de plástico que sostiene los latiguillos del freno

Imagen

5.- Soltad los latiguillos del freno de la pinza y con un destornillador plano haced un poco de palanca para sacar la pinza. Fijaos que en el otro lado de la pinza hay dos uñas de plástico. Para sacar la pinza con facilidad deberéis apretar las uñas contra el amortiguador para que no se enganchen al sacarlas.

ImagenImagen

6.- Ahora hay que quitar los tres tornillos que unen el amortiguador al cubo de rueda. Empecemos por el que está en la parte frontal superior. Mirad el par de apriete con una dinamométrica para luego dejarla otra vez igual. En mi caso estaban apretadas a 94 Nm. Al aflojarlas quitarles la tuerca pero no saquéis todavía el tornillo. Es posible que tengáis que balancear el amortiguador y el cubo de rueda hacia delante y atrás para aflojar un poco el tornillo y que pueda salir.

ImagenImagen

7.- Después hay que desenrroscar los dos tornillos de la parte trasera del amortiguador. Aquí de nuevo medid antes la fuerza de apriete de los mismos para dejarlos luego igual que estaban. En mi caso estaban a 84 Nm. Necesitaréis la dinamométrica y tener cuidado porque tienen una arandela que no debéis perder.

ImagenImagen

8.- Tras quitar los dos tornillos traseros, quitaremos la tuerca que sujeta el amortiguador en la parte superior de la torreta. Al sacarla tened cuidado porque tienen también una arandela y la placa metálica tiene una cruz marcada que debe montarse luego hacia el interior. Una vez que lo quitéis veréis la cabeza de la copela con las dos muescas donde encajan las de la placa metálica que acabáis de quitar.

ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

9.- Una vez que habéis soltado la parte superior sólo tenéis que quitar el tornillo que antes dejamos superpuesto y desencajar la mangueta del amortiguador empujándola un poco hacia abajo. Coged el amortiguador por los muelles y haced un poco de palanca hacia delante y atrás al mismo tiempo que tiráis de él hacia abajo. El amortiguador terminará saliendo y lo tendréis fuera.

Imagen
Imagen
Imagen

Antes de tocar nada fijaros en un par de cosas:

a) Lo primero es ver que la copela tiene una serie de estrías o resaltes de diferente grosor. De hecho hay una de ellas que es la más gruesa y que si miráis en la torreta or la parte inferior veréis que encaja sólo en una posición concreta (orientada hacia el interior del coche)

b) Lo segundo es fijarse en la posición de ese resalte respecto del plato de la copela. Si lo montáis luego con la misma orientación será más fácil montar el amortiguador. Os evitaréis tener que encajarlo primero en la torreta y luego tener que girarlo para que se enfrente con los tornillos que lo unen a la rueda.

Os enseño aquí un detalle de la copela. Como veis tiene los dos resaltes que mencionaba antes y en su parte inferior tiene la arandela con dos muescas en las que encajan una tuerca especial de mercedes que sirve para desenrroscarla. Esta arandela es la de cierre del amortiguador. Es la que evita que la copela salga disparada y la mantiene sujeta al vástago del amortiguador.

Imagen

También podéis ver el estado en que estaba el amortiguador y cómo encajan los muelles sobre el mismo

ImagenImagen

Lo siguiente que intenté fue cambiar los amortiguadores pero me di cuenta del estado de las copelas y decidí cambiarlas también. De todas formas os dejo unas fotos para que veáis cómo estaban y el estado de compresión del muelle. Incluso con el compresor haciendo su función, el muelle sigue mandando cierta fuerza en los extremos y contra la copela. Me decidí a pensar en un sistema para poder meterlos después sin problema.

Imagen
ImagenImagen

Y aquí tenéis unas fotos de las copelas nuevas. Podréis ver el hueco donde encaja la arandela de cierre y que hace que se sujete la copela al vástago del amortiguador. Veréis también una foto de cómo quedarían montados sobre la nueva columna.

ImagenImagenImagenImagen
ImagenImagenImagenImagen

Otra cosa curiosa que me hizo comprar el muelle y montar la columna completa. Si ponéis el amortiguador que acabáis de sacar al lado del nuevo, veréis que el nuevo es más corto. Unos 5 cm más bajo que el que acabáis de sacar. Me mosqueó mucho y me hizo pensar que el amortiguador no era el suyo, pero no es así. El tema es que el amortiguador estira esos 5 cm una vez montado y queda perfectamente nivelado.

ImagenImagen

Me decidí a comprar los muelles y ver si una vez montadas las columnas completas, éstas eran completamente iguales que las desmontadas. Ahora ya lo sé, pero no me quería arriesgar y los muelles también estaban ya muy usados (15 años). No es que estuviesen mal pero prefería saber que iba a ser capaz de montarlo todo en condiciones y que serían los suyos.

B) Montaje de la columna de amortiguación

Para el montaje de la columna se necesita un compresor en condiciones y unos sargentos. El compresor es capaz de comprimir tres espiras. Se deben coger tres porque si sólo se cogen dos no podréis montarlo. Con todo y con eso quedará una espira más por un lado y una espira y media por el otro. Mandan fuerza suficiente como para que al colocar la copela por encima se deba empujar ésta hacia abajo y utilizar unos sargentos para sujetarla y poder colocar la arandela de cierre. Los pasos son los siguientes:

1.- Colocad el muelle en el suelo y con el compresor coged tres espiras. Aseguráos de que el muelle ha asentado correctamente sobre los platos del compresor. Es importante para vuestra seguridad. Una vez hecho esto empezad a girar el tornillo y comprimir el muelle. Se debe comprimir al máximo pero siempre sin que las espiras comprimidas se toquen entre ellas.

2.- Una vez comprimido el muelle, colocad el amortiguador en un tornillo para sujetarlo y poned algo en la base para que al empujar hacia abajo tenga asiento. Presentad el muelle comprimido sobre la base del amortiguador. Aseguráos antes de que la almohadilla de goma de la base del amortiguador está en su sitio, y que el muelle encaja perfectamente sobre la hendidura al efecto de dicha almohadilla.

3.- Colocad ahora el plato de la copela por la parte superior y girarla para hacerla encajar también sobre la hendidura de su almohadilla de goma. Meted la copela por el vástago del amortiguador y giradla hasta que entre bien por el mismo. No parece fácil al principio pero probad a girar hasta que entre.

4.- Os daréis cuenta en este momento de lo que decía antes. La copela no deja aparecer el vástago por su parte superior. Tendréis que empujarla hacia abajo, pero está bastante dura. Ahora es cuando entran en juego los sargentos. Si los colocáis a 15 grados a izquierda y derecha de donde tenéis el eje del compresor, y según empujais el plato hacia abajo vais apretando los sargentos, poco a poco lograréis ir comprimiéndolo y bajándolo hasta que el vástago aparezca por la parte superior de la copela y os deje ya via libre para poder poner la arandela de cierre.

ImagenImagenImagenImagenImagen

5.- Una vez colocada la arandela de cierre en el tope del vástago, coged la tuerca especial de mercedes y encajadla en la arandela. Con ello podréis ya girarla y apretar la arandela hasta que haga tope. Quedará el amortiguador perfectamente cerrado.

ImagenImagen
Imagen

6.- Quitad ya los sargentos y aflojad el compresor. Al aflojarlo del todo es posible que los platos se queden encajados en la parte superior o inferior del amortiguador. Echadle un poco de lubricante si es necesario y soltadlos haciendo un poco de palanca. Os quedará la columna perfectamente montada. Aquí tenéis una foto de las dos columnas nuevas.

Imagen

Es importante que os aseguréis que han quedado correctamente asentados. A mí no me quedó uno de ellos totalmente asentado y tuve que comprimirlo otra vez y girar un poco la copela haciendo bastante fuerza (sin llegar a soltarla). Finalmente quedó todo en su sitio.

ImagenImagenImagen
Imagen

Y ahora la magia del estiramiento del amortiguador. Mirad la comparativa con el amortiguador antiguo que saqué del coche. Ahora veis que esos 5 cm han desaparecido.

ImagenImagenImagenImagen

También fijaos que la posición del plato superior no es exactamente la misma en el antiguo y en el nuevo. Eso se debe a que el muelle nuevo se lo puse de 400 mm y el antiguo era de 418 mm. El primero es para chasis deportivo (como el Avantgarde) y el segundo es para chasis normal (era el que me habían puesto pese a ser Avantgarde)

ImagenImagen

C) Montaje de los amortiguadores en el coche

El montaje es el proceso inverso. Pero tiene un truco o aspecto importante. Os lo explico rápidamente:

1.- Subid la columna nueva por el hueco del paso de rueda, cuidando de hacer coincidir el resalte grueso de la copela en el correspondiente de la torreta. La falda de goma que tiene el amortiguador en su parte superior os lo pondrá difícil. El truco es que empujéis hacia arriba lo suficiente como para hacer aparecer el vástago por la parte superior de la torreta. Entonces colocáis la placa metálica y la tuerca y la apretáis lo suficiente como para que el amortiguador se sujete y suba un poco.

2.- Lo siguiente es empujar la mangueta un poco hacia abajo y encajarla en la parte frontal del amortiguador. Si no os coincide la parte frontal del amortiguador con la mangueta, es porque la copela no la habréis orientado en su sitio al montarla. No pasa nada, girad el amortiguador hasta hacerlo coincidir (es como si girase la rueda cuando está montado). Una vez encajada la mangueta meted un punzón o algo para que se sujete. No pongáis el tornillo todavía.

3.- Si habéis hecho lo dicho en 2, entonces los tornillos de la parte trasera podrán quedar encarados con sus orificios.Tendréis que empujar un poco el amortiguador hacia delante o atrás para que queden encarados. Si colocáis el tornillo frontal antes entonces no quedarán encarados. Quedarían así:

ImagenImagen

4.- Una vez atornillados los dos tornillos traseros es el momento de meter el delantero. Tendréis que forcejear un poco con el amortiguador de nuevo y cuando logréis presentarlo sobre su rosca coger la llave de vaso torx y empezar a girarlo para que vaya entrando.

5.- Una vez colocado el tornillo y apretados los tres, es el momento de colocar de nuevo la pinza de soporte de los cables del freno y colocar una brida nueva donde teníais antes la que cortásteis. Colocáis los cables de nuevo en su sitio y colocáis la bieleta.

6.- Ponéis la rueda y cuando hayáis terminado con los dos lados y bajéis el coche, los vástagos de los amortiguadores saldrán completamente por las torretas. En ese momento es cuando tenéis que colocar la chapa, arandela y la apretar la tuerca de la parte superior de la torreta. Necesitareis una llave allen para sujetar el espárrago y preferiblemente una llave de pipa de 22 mm para apretar la tuerca. Si no tenéis coged un vaso de 22mm con una llave a presión y meted por el vaso la allen.

Y quedará todo terminado. Ahora el agarre es como el del primer día y en el paso por curva y en los guardias tumbados el coche prácticamente no se hunde.

Algunos temas interesantes:

* Aunque ya lo he dicho antes, es necesario un buen compresor de muelles. El que yo tengo tiene tres tipos de platos intercambiables y un extensor para mantener siempre recto y paralelo al amortiguador el eje del compresor. Sin embargo, creo que hay unos compresores en el que uno de los platos no engancha al muelle sino al plato de la copela, es decir, aprietan el conjunto copela y muelle. Para nuestros W203 creo que esos modelos son mejores. Ahorrarían el quebradero de cabeza de cómo empujar el plato para que asome suficientemente el vástago. Si tenéis uno como el mío usad el truco de los sargentos.

* Es aconsejable que si vais a cambiar los amortiguadores cambiéis la columna entera. Al final el coste de la copela, fuelle y muelle no llega a igualar el del amortiguador, y éste último hay que cambiarlo en todo caso. Además os pasará como a mí, que tuve que desmontar y volver a montar los amortiguadores al darme cuenta que la copela estaba destrozada (se rajan por la parte superior).

* Es normal que el amortiguador nuevo sin montar sea más corto que la columna vieja que desmontéis. Aunque parezca imposible el amortiguador cede un poco cuando se monta el muelle y la copela. Tal es la fuerza del muelle. Podéis también verlo en alguna de las fotos anteriores, tanto antes de montar como después de montado.

* Las placas metálicas de la parte superior de la torreta quedan prácticamente apoyadas sobre el cojinete de goma que hay en la torreta. Esto no es así cuando están ya usados o mal montados. Cuando están usados la copela cede un poco, lo suficiente como para que el vástago suba más de lo que debería y eso haga que las placas se separen del cojinete. En estas fotos podéis ver cómo estaban antes de desmontar los amortiguadores viejos.

ImagenImagen

* Una última cosa que puede ser muy útil. A mí me costó buscar referencias en internet y finalmente lo compré en el concesionario. No es nada caro. Al final menos de 4€, pero es más la dificultad de identificarla correctamente. Si queréis conseguir las arandelas roscadas de cierre de los amortiguadores, su referencia es la siguiente: MA000 900 03 65

Imagen

javi_19
Forero Aprendiz
Forero Aprendiz
Mensajes: 2
Registrado: 25 Ago 2017, 21:24
Estado: Desconectado

Re: Cambio amortiguador delantero W203

Mensaje por javi_19 » 03 Oct 2020, 01:46

Un gran tutorial repleto de detalles, gracias a el pude desmontar mi amortiguador, y comprobar que estaba mal montado el taller que me lo hizo, el mayor problema que tuve es que mi taller oficial de Mercedes no quiso servirme el útil con los dos tetones para la tuerca, y me volví un poco loco.

Y luego otro tema que no llego a comprender del todo, es el porque no estira el amortiguador del todo hasta no estar montado, por que la verdad que por mucho que comprimas el muelle, como no tengas sargentos para apretar la copela, no consigues que asome el vastago para poder roscar la copela.

En fin... Gracias por el aporte.

Responder