Cambio silentblocks barra estabilizadora delantera w203

Bricos de mecánica del automóvil

Moderador: mbserran

Avatar de Usuario
mbserran
Administrador del Sitio
Administrador del Sitio
Mensajes: 5022
Registrado: 31 Mar 2015, 14:28
Ubicación: Aranjuez
Contactar:
Estado: Desconectado

Cambio silentblocks barra estabilizadora delantera w203

Mensaje por mbserran » 16 Abr 2017, 13:16

El otro día cambié los silentblocks de la barra estabilizadora trasera, y con ello ya noté diferencia en los ruidos provenientes del tren trasero. El trabajo se hace rápido y fácil porque en menos de una hora se puede haber terminado. Sin embargo los verdaderos problemas los tenía en el tren delantero, donde los clonks y los ruidos de cama vieja eran mucho más perceptibles. Todo indicaba a que estaban realmente destrozados, como así comprobé.

En este caso se tarda un poco más, pero con el truco adecuado se podría haber hecho más rápido de lo que yo lo pude hacer. Como veréis en este caso los tornillos que sujetan las piezas metálicas en las que van embutidas los silentblocks tienen mayor complicación, al llevar unas tuercas por la parte superior que son de muy difícil acceso (de hecho a las del lado del acompañante no se tiene acceso con la mano). Nada que un poco de ingenio y osadía no pueda superar. Finalmente con un alargador con un potente imán en el extremo, y un poco de ayuda y maña, se puede hacer. Si no vais a tener ayuda ni lo intentéis. Esa operación requiere de dos personas, una actuando por la parte superior del coche y otra por debajo.

Empecemos.

Lo primero es que al igual que con los traseros, no es necesario quitar ruedas y elevar el coche de manera engorrosa. Sólo hay que subirlo por la parte delantera a unas rampas, calzarlo adecuadamente en las ruedas traseras y poner unas borriquetas adicionales para evitar cualquier sorpresa. Con esto tendréis acceso por debajo para hacer la operación y en condiciones de seguridad.

A partir de ahí los pasos son los siguientes:

1.- Hay que quitar el cubrecárter que protege los bajos del motor del coche. Tiene en teoría 7 tornillos roscachapa de cabeza hexagonal de 8 mm, pero en mi caso sólo le quedaban 5. Suficiente para asegurarlo y ya pondré los dos que le faltan. Poned algo por debajo que lo sostenga un poco mientras quitáis los tornillos. Evitaréis que caiga hacia abajo y fuerce los últimos agujeros mientras quitáis los tornillos correspondientes.

El cubrecarter hay que quitarlo para tener acceso a los tornillos que sujetan los silentblocks. Sino será imposible acceder a ellos como podéis ver en esta foto.

Imagen

Aquí veis el cubrecarter una vez retirado.

Imagen

Y con él quitado esta es la nueva vista de los bajos del coche.

Imagen
Imagen
Imagen

Podéis ver perfectamente toda la barra estabilizadora, los soportes que hay que retirar (ahora con pleno acceso) e incluso el taco de plástico sobre el travesaño horizontal que se utiliza para elevar el coche por la parte delantera.

2.- Lo siguiente será aflojar los tornillos que sujetan la barra estabilizadora a la bieleta del amortiguador. Podéis quitarlo pero no saquéis todavía el espárrago de la bieleta para que sostenga la barra. Además, al hacerlo aseguraos de que la barra no está tensionada y que el espárrago se puede mover fácilmente. Esto es lo normal dado que el coche está nivelado y la barra no está torsionada. Si no fuese así no lo saquéis y comprobad primero la barra.

Imagen

3.- Lo siguiente y MUY IMPORTANTE SI ESTÁIS EN EL LADO DEL ACOMPAÑANTE, es quitar el tornillo que une la barra al indicador de nivel del amortiguador. Este indicador lo podéis ver en la foto siguiente y tiene una tuerca de 10 mm que se une a un espárrago en el que tendréis que encajar una llave inglesa de 6 mm para sujetar el mismo. Tiene una muesca por la parte interior para encajar en la llave de 6 mm. Una vez quitada la tuerca, empujad un poco el espárrago hacia dentro y sacadlo de la palanca del indicador de nivel. De esta forma podremos ya soltar la barra sin romper el indicador.

Imagen

4.- Ahora llega la parte complicada del asunto. Se trata de quitar los tornillos que sujetan la pieza metálica donde está embutido el silentblock. Si los giráis veréis que se aflojan un poco pero que no sueltan más. La primera sensación es como si estuviese pasados de vueltas, y el sudor frío que te recorre es indescriptible. Pues no es así. Si abrís el capó y miráis por encima, veréis que ambos tornillos están sujetos en su parte superior por dos tuercas. Por eso se aflojan un poco pero nada más. Luego las tuercas giran con el tornillo y no hay más.

Imagen
Imagen

Aquí es donde se complica, porque si complicado es quitarlas, más aún será ponerlas, por lo que antes de hacerlo más vale planificar bien la jugada. Además por si las cosas fuesen ya complejas, en el lado del acompañante ni se puede sacar foto de los tornillos porque no se tiene prácticamente acceso para nada. Os cuento lo que se me ocurrió y cómo lo hice (esto es mi forma y necesitáis ayuda y practicarla antes de quitar todos los tornillos)

Para desenrroscarlos utilicé un vaso de 13 mm unido a dos extensores de 15cm de los normales y a otro de 30 cm de los que llevan una cabeza móvil en el vástago. Al final el engendro daba una extensión de unos 60-65 cm que era suficiente para llegar a las tuercas. Lo presenté tanto en el lado del conductor, donde se necesita además una cabeza de las que admiten giro, como en el lado del acompañante, donde entra rozando por todos los lados pero llega recto a las tuercas.

Con este sistema y una persona sujentando desde arriba las tuercas, yo pude desenrroscar los tornillos desde abajo y soltar la pieza que sujeta el silentblock.

Pero antes de hacerlo tenía que estar seguro de que era capaz de volver a colocar las tuercas, y todo esto sin poder meter la mano. Para ello utilizé un palo flexible de esos que tienen un potente imán en el extremo. Coloqué ahí la tuerca y con ayuda de mi acompañante presenté la tuerca en el agujero correspondiente. Mientras tanto yo desde abajo metí el espárrago y haciendo algo de fuerza hacia arriba lo giré un poco. Con este sistema se enrrosca lo suficiente como para poner luego el engendro extensor anterior y con cuidado meterlo en la tuerca y desde abajo apretarlo bien.

Una vez probado con uno de los tornillos del lado del conductor (en ese lado se puede meter la mano en caso necesario), me decidí ya hacer toda la operación.

5.- Una vez quitada la pieza metálica es el momento en el que podéis soltar la barra del espárrago de la bieleta y sacar el silentblock. El silentblock delantero tiene unas hendiduras en todo el borde circular de ambos lados donde encajan los fuelles guardapolvos que veis en las fotos. Hay que desencajar estos fuelles primero y luego sacar el silentblock.

Al desencajar los fuelles preparaos para una lluvia de polvo y óxido que está retenido dentro. Es flipante lo mal que estaban los silentblocks y lo oxidada que está la barra. Lo suyo sería desmontarla por completo, limarla, pintarla y volverla a montar, pero esto me dejaría el coche inmovilizado varios días. En su lugar la limpié bien con un trapo y los fuelles con un pincel.

Este es el estado del silentblock viejo comparado con el nuevo. Tenía mucha holgura (el agujero es ya mucho mayor) y estaba muy comido por el uso, aparte de acartonado.

Imagen

Y este es el estado de la barra estabilizadora y de los fuelles de protección

ImagenImagenImagen

Y aquí está el silentblock del lado del acompañante (el nuevo tiene ya la grasa consistente que les puse en su interior para evitar desgastes y mejorar su duración)

Imagen

Y el estado de la barra estabilizadora en este lado

Imagen

6.- A la hora de montar los nuevos silentblocks conviene que echéis grasa consistente en el interior de los mismos, así como en el interior de los fuelles. Aparte de evitar desgastes y mejorar la duración de los mismos, evitará la entrada de polvo en los guardapolvos. Al menos por un tiempo.

7.- Es importante también que montéis los silentblocks con la orientación adecuada (aquí sí dan mano) y metiendo adecuadamente los fuelles en su ranura correspondiente. Con ayuda de un destornillador de cabeza plana podréis hacerlo sin problemas. Y en cuanto a la mano tened en cuenta que los tornillos de la pieza metálica de sujección van siempre hacia el eje central del coche.

8.- Una vez presentados, sujetad la barra en el espárrago de la bieleta y con ayuda de otra persona haced el truco anterior para volver a meter los espárragos y atornillarlos en sus tuercas correspondientes.

9.- Acordaros de conectar de nuevo el indicador de nivel de suspensión del lado del acompañante y apretad firmemente el tornillo de las bieletas. Con esto ya estará todo terminado.

10.- Colocad de nuevo el cubrecarter y todo listo.

Mirad el estado en que estaban los silentblocks. Estaban completamente destrozados y con holguras (que es lo peor para los clonks). Además, la cantidad de óxido que tenían los fuelles y el interior de los silentblocks es lo que producía ese horrible sonido a cama vieja. Ahora el coche va completamente silencioso en todos los baches y badenes. No se oye ya ni un solo clonk ni tampoco ningún chirrido. Es una gozada.

Imagen
Imagen
Imagen

Responder